Av. San Adrián, 10 Lonja 1ª izda. 48003 Bilbao - Vizcaya

Problemas con los ruidos

5 de Noviembre de 2017

¿Problemas con un vecino amante de la música en alto volumen o que le gusta hacer muchas fiestas? Te decimos lo que puedes hacer para evitar conflictos.

Existen reglas de convivencia esenciales que todos debemos de cumplir por igual. Sin embargo, en ocasiones, algunos miembros de las comunidades trasgreden dichas normas. Por ello, es conveniente estar al tanto de lo que puedes hacer en caso de que tengas que afrontar problemas con vecinos ruidosos.

Ruidos molestos: el problema más común entre vecinos

Un ejemplo de un vecino problemático no es solo el que sea agresivo o grosero con los demás miembros de la comunidad, sino también es aquel que hace sonidos molestos a altas horas de la noche (martillar, taladrar, cantar, tocar instrumentos, bailar, etcétera), o que estando dentro del horario permitido legalmente, sobrepasa los decibeles aceptados y se convierten en ruidos molestos o hasta insoportables.

Lo que has de saber es que si en algún momento tienes un vecino ruidoso en tu comunidad, existen leyes muy concretas al respecto y que puedes hacerte con ellas sin intermediarios ni abogados y de manera gratuita, simplemente debes acudir a las instancias competentes con las pruebas necesarias y será suficiente. Pero ante nada, has de informarte bien sobre lo que puedes hacer y cómo.

¿Cuáles son los horarios permitidos por ley para poder hacer ruido en casa?

Las franjas horarias estipuladas por la Ley 37/2003 del 17 de noviembre, el Real Decreto 1367/2007 y varias disposiciones presentes en algunos artículos de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) establecen el siguiente horario permitido para hacer ruido en casa:

·   Franja de mañana: de 7 a 19 h.

·   Franja de tarde: de 19 a 23 h.

·   Franja de noche: de 23 a 7 h.

Sin embargo, cada franja va determinada por un máximo de decibelios que no deben ser superiores a los 35-40 dB durante el día, y por la noche no mayor a 30 dB.

Dependiendo de cada Ayuntamiento, existen ligeras modificaciones, también depende de lo cerca que vivas de espacios públicos en los que se lleven a cabo actividades como fiestas municipales. Lo mejor es consultar con tu Ayuntamiento para estar al tanto de las franjas horarias que te corresponden. Apartado importante es la realización de obras en casa.

 ¿Qué debes hacer para llegar a un acuerdo con un vecino conflictivo? Paso a paso

Paso 1: En esta clase de conflictos lo mejor es tratar, en primera instancia, de mediar con el vecino que ocasiona el ruido, siempre con la mejor disposición.

Paso 2: Si no te atiende o no hace caso, lo siguiente es dirigirte a la junta de vecinos y plantear el problema a los demás vecinos para que intermedien a ver si así se logra que el vecino ruidoso acate los reglamentos estipulados.

Paso 3: Un siguiente intento sería solicitar la mediación de la Policía Municipal o Ertzaintza para que conste un precedente de una llamada de atención formal.

Y si no llegas a una solución, ¿qué debes hacer?

Ahora bien, puede darse el caso de que el ruido sea recurrente (por ejemplo, el vecino es fiestero y pone música a alto volumen los fines de semana) o que no tenga en cuenta los avisos anteriores. De ser así puedes denunciarle dirigiéndote a instancias judiciales, Centros de Conciliación y de Convivencia Ciudadana, instancias donde podrás denunciar a un vecino, y este podría resultar sancionado con una multa.

Requisitos para presentar una denuncia

·   Nombre completo, número de documento de identidad y la dirección de las dos partes. Las denuncias no pueden ser anónimas.

·   Debe hacer un relato fidedigno y pormenorizado de los hechos.

·   Presentar pruebas que demuestren que incurren en la violación de las normas contra el ruido como vídeos, fotos, llamadas de atención previas y testimonios de otros vecinos.

Recuerda que en estos casos lo importante es intentar conciliar por la vía del diálogo para que la convivencia de la comunidad sea lo más agradable posible.

Si estás viviendo una situación similar y ya has agotado todas las vías para poder llegar a un acuerdo; si crees que la única medida para solucionar el problema con un vecino conflictivo es por medio de un proceso legal, recuerda que en la mayoría de la pólizas, al tener contratado el seguro comunitario cuentas con la cobertura de defensa jurídica que pone a tu servicio un abogado en caso de verte implicado en un juicio.

Y como siempre, desde AIDURU estamos para ayudarte en todo lo que necesites.