Av. San Adrián, 10 Lonja 1ª izda. 48003 Bilbao - Vizcaya

Quiero alquilar una vivienda, ¿Qué pasos debo seguir?

16 de Agosto de 2017

Si estás pensando en cambiarte de piso, sigue estos consejos que te ayudarán a gestionar los trámites de manera más rápida. Apunta qué documentos necesitarás, en qué debes fijarte al alquilar, cuáles son tus derechos y mucho más.

¿Agencia o particulares?

Lo primero es asegurarte si quieres alquilar un piso por medio de una inmobiliaria o directamente con el propietario. Ten en cuenta que si lo haces con un particular, podrás ahorrarte unos cuantos euros, ya que las agencias suelen cobrar un porcentaje de una anualidad por honorarios, el cual se abona siempre en los primeros cinco días del mes.

También es cierto que los trámites pueden ser más engorrosos y lentos si lo gestionas tú directamente. ¡Analízalo! Es algo que debes tener muy claro antes de comenzar a buscar piso.



¿Qué cosas tener en cuenta al alquilar un piso?

Probablemente ya tienes en mente lo que quieres, pero hay otros detalles que debes tener previstos antes de que comiences a hacer las visitas.

1.Saber el precio de la zona. En toda ciudad los precios varían según la ubicación, así que debes sospechar de anuncios muy baratos en zonas que no correspondan. La única manera de saber esto, es conociendo el valor de un inmueble según el barrio en el que se encuentre. Ten en cuenta que las zonas céntricas siempre suelen ser más caras.

2.Preparar preguntas antes de visitar la vivienda. ¿Cuánto tiempo lleva inhabitada?, ¿están dados de alta los servicios?, ¿qué certificado energético tiene la vivienda?, ¿la comunidad está incluida en el precio?, ¿hay algún problema con las tuberías?, ¿las mascotas están permitidas?, ¿cómo son los vecinos?, ¿y el barrio?, ¿tengo mercados, bancos u otros servicios cerca? Estas y otras preguntas te serán muy útil a la hora de tomar una decisión.

3.Conocer tus derechos como inquilino. Para cuidar tus privilegios debes saber cuáles son. Estar al día con la Ley de Arrendamiento Urbano (LAU) es crucial. Por ejemplo, es importante que sepas que puedes desistir de un contrato de alquiler de un año después de que hayan transcurrido los primeros a los seis meses, siempre y cuando lo notifiques con antelación al casero.

4.Comprobar la información que te indique el propietario. Para ello solicita en el  Registro de propiedad una nota simple. De esta manera podrás verificar quién es el dueño del piso, saber la situación jurídica de la finca y una breve descripción.



Requisitos como inquilino para alquilar una vivienda

Al momento de hacer los trámites, el propietario o inmobiliaria te exigirá una serie de documentos (esto puede variar de ciudad en ciudad):

·   DNI o pasaporte vigente de los solicitantes.

·   Solvencia bancaria o en su defecto, aval bancario o personal.

·   Últimas 3 nóminas (dependerá de la negociación). Lo ideal es que demuestres que el pago del alquiler no supera el 30% de tu (o el de los interesados) salario mensual neto.

·   Pago de fianza. Según el artículo 36 de la LAU, se trata de una garantía en metálico que no debe superar el equivalente de tres meses de renta. Al término de la relación esta cantidad debe devolverse íntegramente si el piso se encuentra en perfecto estado.

Seguro que te será de gran utilidad tener una carta de recomendación del antiguo casero.



¿En qué fijarse en el contrato de arrendamiento?

En cualquier trámite de alquiler debe existir un documento por escrito. Nunca te fíes en un acuerdo de palabras. Lo ideal que ambas partes se vean beneficiadas con la relación. Entre los datos que deben aparecer en este documento, se encuentran:

·   Nombre completo y DNI.

·   Estancia del inquilino en la vivienda (puede ser un máximo de 3 años, según la nueva normativa).

·   Cantidad exacta de renta mensual del alquiler.

·   Quién debe pagar los gastos de la comunidad, reformas y averías.

Asegúrate de leer muy bien y con detenimiento cada parte del contrato para que no te topes con una cláusula que no sea de tu entero conocimiento. Por eso siempre debes solicitar que te lo envíen a tu correo electrónico un par de días antes de firmar. Verifica que todos tus datos estén correctos y que esté claramente estipulado el tiempo de duración del arrendamiento, el precio neto...

Y por último, cerciórate de que nada se pueda prestar a dobles interpretaciones.