Av. San Adrián, 10 Lonja 1ª izda. 48003 Bilbao - Vizcaya

Sistemas de contadores energéticos en comunidades de propietarios

25 de Abril de 2016

La obligación de instalar contadores energéticos en la calefacciones centrales, para individualizar el pago del consumo de calefacción en las comunidades de propietarios, es una de las medidas incluidas en una directiva de la Unión Europea aprobada en el año 2012, con el fin de que los estados miembros tuvieran en cuenta las emisiones de CO2 a la atmósfera.
Dependiendo del tipo de instalación, nos podemos encontrar con dos sistemas:
A) Calefacciones centrales con instalación por anillo: La calefacción sube por la escalera y en el rellano sale un tubo para cada vivienda. El circuito de calefacción entra en la vivienda, pasa por todos los radiadores y sale otra vez al rellano. En estos casos, se puede poner a al entrada un único contador energético que mide la energía consumida en cada vivienda.
B) Calefacciones centrales con instalación por columnas: El circuito de calefacción llega a cada radiador del piso más bajo y de éste va pasando al del primer piso que está en la misma columna, después al segundo y así sucesivamente y con todos los radiadores. Para medir el consumo se utilizan los repartidores de costes que son instalados en cada radiador junto con una válvula termostática y medirán la energía consumida por cada radiador.
Las lecturas, tanto de los contadores como de los repartidores de coste, son recogidas por un lector (existen varios sistemas y no es necesario entrar en las viviendas), y con  esas lecturas se calcula lo que ha consumido cada vivienda, reflejado en un recibo individualizado.
Además, se debe de instalar una bomba de caudal variable para regular el flujo del circuito, de acuerdo con las demandas del sistema en cada momento. Tanto las lecturas como la bomba suponen  un coste añadido al de los contadores. Otra de las opciones, es la de instalar válvulas termostáticas en los radiadores.